787-764-6955

Cuando se solicita un préstamo, sea del tipo que sea, se hace sabiendo de que podemos pagar mes a mes la cuota que corresponda.

Sin embargo, a veces pueden suceder cosas que nos esperábamos, como una enfermedad, un despido o cualquier gasto inesperado que pueden causar que te quedes corto y no puedes cumplir con todos tus deudas.

Entonces, ¿qué hacer si nos encontramos con una situación así y no podemos pagar el préstamo? Lo primero, tratar, lo más posible, de no dejar de pagar el préstamo por mucho tiempo, ya que eso es el principio de una deuda aún mayor. Por ello, lo mejor es tomar los pasos pertinentes y nosotros te contamos cuáles.

Las consecuencias de no pagar un préstamo

Desde la primera mensualidad que dejamos de pagar, el banco comenzará a aplicar los intereses de demora, intereses que son más altos que los ordinarios.

Esos intereses se irán acumulando, añadiéndose a la deuda inicial. En otras palabras, mientras que los meses sigan pasando sin que se pague, la deuda crecerá.

Normalmente, entre el tercer y sexto impago, el banco inicia una reclamación judicial y si su préstamo es uno personal, los bienes presentes y futuros se ponen como garantía. Por eso, si finalmente no se vuelve a pagar la deuda, muy probablemente los bienes sean embargados.

Soluciones de cómo afrentar una deuda

  • Planifique sus gastos antes de acudir a un banco/entidad.
  • Ponga en prioridad los gastos mensuales obligatorios, incluyendo un nuevo préstamo.
  • Tan pronto se de cuenta que no va a poder seguir pagando la deuda, vaya al banco y comunique el problema.
  • Normalmente, la entidad bancaria ofrecerá alternativas como alargar el plazo de devolución o refinanciar la deuda.

Primera Coop, la primera cooperativa de Puerto Rico, le puede ofrecer soluciones para poder afrentar su deuda.