787-764-6955

Acuérdese de estas tres palabras al momento de decidir qué va a hacer: urgencia, disponibilidad y tiempo.

Entre las situaciones más comunes que pueden pasar algunas personas, está la de tomar la decisión de sí solicitar un préstamo o ahorrar. Es una difícil disyuntiva, el saber que la alternativa escogida en la correcta. Sin embargo, lo único seguro es que el influyente principal de la decisión final va a depender en cuán rápido va a necesitar para realizar su proyecto determinado.

Un viaje, remodelaciones en su casa, comprarse un carro nuevo… Más metas y sueños.

En ese sentido, vamos a orientarle y responder la pregunta de sí es mejor ahorrar o pedir prestado. Así usted puede saber cual es el mejor camino para tomar, sin vacilar, y la que esté acorde a sus planes, presupuestos y metas.

[Para seguir leyendo: Cómo ahorrar mientras gastas]

¿Qué es mejor para sus finanzas personales?

La respuesta inmediata: lo que sea mejor para usted. Y es porque todo está sujeto a su urgencia, disponibilidad y tiempo. La razón de mencionar esos tres factores es de que depende de su nivel de urgencia para resolver, la disponibilidad de recursos y los objetivos. Ahora, es importante analizar las “dos opciones que le ayudarán a, finalmente, escoger y a la misma vez recalcar, que no es obligatorio que escoja uno o el otro, esto solo le puede servir como marco de referencia.

  • Para largo plazo: Si el consumo o inversión es de incidencia menor cuando se trata del flujo de efectivo, entonces aconsejamos que tome la vía del ahorro.
  • Para corto plazo: Si hay intención productiva y el impacto al flujo de efectivo tienen sentido de urgencia, entonces la vía de solicitar un préstamo es la correcta.

¿Necesita ayuda?, contáctenos al 787-764-6955 / 787-265-6110 o a través de nuestro formulario de contacto